lunes, 14 de abril de 2014

Inaccesible.

Soy la botella de la tercera estantería del bar, la inaccesible, la que acumula polvo, la que lleva diez años borracha por el propio alcohol, la que nadie ve, o a la que ignoran porque seguramente esté rancia.
Pero lo que no saben es que con esa botella es con la que mejor te la coges, con la que más disfrutas aunque tenga un sabor agrio, con la que pasaras los mejores momentos.
En verdad solo sabemos ir a lo seguro, a lo accesible, así que aquí sigo, esperando a que alguien descorche la botella de la tercera estantería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario