domingo, 1 de junio de 2014

Coraza constante.

Estaba sola,
pero porque ella quería.

Se creía muy fuerte,
pero era pura coraza todo,
era frágil,
aunque no lo aparentase,
o
al menos,
no de cara al público.

Fría,
insensible,
y realista.

No creía en prototipos,
tampoco en la vida
no seguía modas,
por todo ello,
ella era eso;
eso que sin querer destacar,
destaca,
ese punto de luz,
o de oscuridad
en una noche de tormenta,
de mis tormentas,
más bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario